viernes, 24 de julio de 2009

Los diez mandamientos la luz de la racionalidad

De forma elegante y arrolladora el colombiano Hernán Toro ha mostrado que los diez mandamientos contenidos en la Biblia son un conjunto de normas alejadas de la justicia, la igualdad y la tolerancia y que en realidad reflejan que la llamada ley de dios es fruto de la invención del pueblo hebreo de la antigüedad. La justificación de la esclavitud y el machismo más recalcitrante en el seno de los diez mandamientos muestran que están lejos de ser normas moralmente válidas para la sociedad actual. Personalmente creo que la Declaración Universal de los Derechos Humanos es moralmente muy superior al decálogo de la Biblia. Creo que es un deber de los ateos y agnósticos hacerle saber esto al mundo, además de incentivar la divulgación y cumplimiento de los DDHH.

Al finalizar su ensayo, mi compatriota propone las siguientes normas:

1. No matarás absolutamente a nadie a menos que estén amenazando tu vida.
2. No esclavizarás ni abusarás absolutamente de nadie.
3. Los hombres y mujeres tendrán los mismos derechos y la misma dignidad.
4. Educarás a tus hijos con amor, sin agredirlos.
5. Inculcarás a tus semejantes el amor por la ciencia, la racionalidad, el escepticismo y el diálogo.
6. Debatirás racionalmente las ideas y respetarás las conclusiones lógicas así no te gusten.
7. Respetarás el derecho ajeno de disentir y de expresar abiertamente sus opiniones.
8. Protegerás el medio ambiente, te alimentarás sanamente y te ejercitarás con frecuencia.
9. Los adultos son libres para guiar su vida privada como lo decidan libremente en consenso.
10. Trabaja por una sociedad con justicia social.

Otro activista ateo, Richard Dawkins también hizo una propuesta en su obra “El Espejismo de Dios” Estos son los “mandamientos” o principios morales laicos propuestos por el científico británico:

1. No hagas a otros lo que no quieras que te hagan.
2. No pases por alto la maldad ni te acobardes al administrar justicia, pero disponte siempre a perdonar el mal hecho si media el arrepentimiento.
3. Prueba todas las cosas: revisa tus ideas frente a los hechos y prepárate para descartar incluso las creencias más arraigadas.
4. Respeta el derecho de los demás a estar en desacuerdo contigo.
5. Fórmate opiniones independientes basadas en tu razón y en tu experiencia: no permitas ser manejado.
6. Cuestiónalo todo.
7. Disfruta de tu vida sexual (en tanto no hagas daño a nadie) y deja a los demás que disfruten de la suya.
8. No adoctrines a tus hijos. Enséñales cómo pensar por sí mismos y cómo estar en desacuerdo contigo.

Invitamos a nuestros lectores a leer el ensayo promocionado en esta nota haciendo click aquí

Ahora opina:
¿Qué piensa de las propuestas de los principios morales laicos propuestos por Dawkins y Toro?
¿Qué normas propondría usted?
¿Considera que los ateos y agnósticos hemos hecho la suficiente por exaltar los DDHH como una propuesta moral mucho más avanzada que el Decálogo bíblico?

1 comentario:

Oigres Zeugirdor Aremog dijo...

bueno mi opinión es que los 10 mandamientos originales están bien solo que no han evolucionado ni se han adaptado a la sociedad. los mismos hebreos tuvieron problemas por lo que se con esos mandamientos por que el No mataras,pues a ellos le creaba el conflicto sobre como ajusticiar la pena de muerte o defenderse en una guerra. a si que justificaron algunas cosas. también heredamos de . los 10 mandamientos el sentido de la propiedad, la calumnia etc etc. a mi parecerme parecen más unas reglas de administración social que morales.